sábado, 31 de mayo de 2014

Marry Me Crazy Cap 10

Capítulo 10:

Third. Sariiro. Stay. (Este es el último T___T)

Nijiiro decía adiós con la mano al autobús supersónico la Caravana Inazuma TM. Fey también se despedía desde dentro. SARU se acercó desde atrás y suspiró en alto.


-Qué pena que se tenga que ir ya…


Nijiiro lo miró con escepticismo y negó con la cabeza mientras sonreía.


-¿Qué? Le he pillado cariño…

-Sí, seguro. –Nij rió y miró a SARU.- ¿Cuándo nos vamos?


El chico la miró haciéndose el ofendido.


-¿Ya me echas? Qué rápido… -le sonrió. Tardó unos segundos en contestar.– No lo sé. Creo que mañana por la mañana Wandaba nos recogerá.


Nijiro asintió con la cabeza, mirando el cielo.


-¿Quieres hacer algo antes de irnos? –le preguntó con una sonrisa.


SARU se estiró, mirando a la chica. Respondió automáticamente en su mente, y se sonrojó. Nijiiro le miraba con una ceja arqueada, sin entender.


-¡Contesta! ¿Quieres o no?

-Eh… sí, sí. ¿Qué habías pensado hacer? –preguntó el chico, rascándose la nuca.

-No sé. Por eso pregunté. ¿Quieres ir a dar una vuelta por aquí? ¡Oh, oh, oh! ¿Quieres ir a la playa? –dijo con una gran sonrisa.


SARU hizo un gesto con la boca.


-Pero si ya hemos ido hoy…

-Bueno, ¿y qué? Ahora no vamos de boda, y solo vamos a estar los dos. ¡Venga, vamos! –Nijiiro cogió a SARU del brazo y le empujó por la calle.


SARU sonrió y puso los ojos en blanco. La playa quedaba lejos, y decidieron caminar despacio para no llegar agotados. Empezaron a hablar de las bodas, de las cosas que habían pasado y demás. Estuvieron unos minutos en silencio y SARU observó a Nijiiro. Aunque se había puesto el chándal para el partido, se había vuelto a cambiar dejándose la parte de arriba, pero poniéndose la falda del uniforme en vez de los pantalones. Miró el límite de la falda, un poco más arriba de medio muslo; se quedó viendo el movimiento de ésta al caminar. Nijiiro le observó y alzó una ceja.


-¿Qué miras? –dijo dirigiendo la mirada hacia donde él.

-¡Nada! –SARU subió los ojos, sonrojado. Se paró y señaló hacia delante.– Mira, ya estamos.


Nijiiro sonrió. El paisaje de la playa por la noche era precioso. No había mucha iluminación, pero era suficiente. Volvió a coger el brazo de SARU y echó a correr hacia la orilla. Se descalzaron y corrieron hasta el agua. La arena seguía caliente por el sol de todo el día, pero el agua estaba fresca. Nijiiro tiritaba, aunque sonreía.


-E-E-Está bu-buena…


SARU la miraba desde la arena, mojándose solo los pies.


-Estás loca. No deberías mojarte de noche. Vas a pillar un…


Nijiiro se tiró encima de él y lo hundió en el agua. Al salir la chica se rió a carcajadas y SARU empezó a toser porque había tragado agua. Miró a Nijiiro con cara de pocos amigos y ésta dejó de reír. Pero la cara de SARU se fue convirtiendo hasta transformar el enfado en picardía.


-Tú lo has querido.


Se tiró hacia Nijiiro, quien pedía piedad, y le empezó a hacer aguadillas. La chica tosía y se reía al mismo tiempo. SARU paró unos segundos para que Nijiiro cogiera aire y volvió al ataque con un grito de guerra; esta vez, con cosquillas. Nij gritaba y se reía, hasta que los dos no pudieron más. Se sentaron en la orilla, con las tranquilas olas dándoles en la espalda. Respiraban entrecortado, y a cada poco se reían recordando. Nijiiro miró a SARU. Estaba empapado. Y sexy. Se mordió el labio y apartó la mirada. Ella sabía que a él le gustaba, pero estaba Fey… SARU la llamó.


-Tierra llamando a Nij. ¿Pasa algo?

-No, no. Nada. –se volvió a reír levemente, mirándolo.


Los dos se miraban, con una sonrisa. Nijiiro tenía ganas de besarlo, pero al mismo tiempo algo la frenaba. SARU se echó el pelo hacia atrás y cerró los ojos.


<<A la porra.>>


Nijiiro se acercó y le besó. SARU ni abrió los ojos. La cogió de la cintura y se besaron durante unos segundos. SARU la tumbó en la arena y él se puso encima. La besaba con más ganas que antes y Nijiiro pasaba las manos por la espalda de él, tocando sus músculos. El chico bajo la mano derecha hasta la rodilla de Nij, y fue subiéndola, pasando la frontera de la falda y llegando a la ropa interior. Nijiiro suspiró y también metió las manos por dentro de la camisa de SARU. Los dos temblaban, y se había levantado un poco de viento, además de que empezó a chispear.  Se apretaron más, y sintieon más calor. SARU notaba los pechos de Nijiiro en su piel y  mucho más calor. Nij fue bajando los pantalones del chico, y SARU las braguitas de ella. Empezó a llover más, pero les daba igual. La lluvia era cálida. Mientras sus cuerpos se juntaban, SARU besaba a la chica por el cuello y la nuca, a veces haciéndole heridas. Nijiiro gemía y sudaba, abrazada a SARU. Las olas y la lluvia los golpeaban y les acariciaban al mismo tiempo. Y con esa sensación se quedaron en la arena, mirándose. Sudados, sonrojados y muy felices. SARU volvió a besarla, y Nijiiro gimió en medio del beso. Miró al chico a los ojos.


-Sabes lo que hemos hecho…


SARU asintió, mirándola.


-Nos vamos a ir por la mañana.

-… Sí.


Hubo un corto silencio. SARU creyó que Nijiiro se estaba arrepintiendo de lo que habían hecho y se apartó un poco. Nij, por su parte, esperó unos segundos y luego se acercó al chico, puso su cabeza en el pecho de él y cerró los ojos.


-Quiero que nos quedemos aquí para siempre.


SARU acarició el pelo de Nij, mirándola con ternura.


-Yo también quiero quedarme. Pero somos del futuro. Esto alteraría las cosas…

-Creo que con lo que hemos hecho ya se han alterado las cosas, ¿no?


Los dos rieron levemente. SARU imitó a la chica cerrando los ojos. Se quedaron ahí, hasta por la mañana, cuando el móvil de SARU sonó. El chico se despertó y buscó sus pantalones. Cogió el móvil del bolsillo trasero y descolgó. Mientras escuchaba por el auricular, miraba a Nij, quien seguía durmiendo plácidamente. Al colgar, sacudió levemente a Nijiiro. Esta se masajeó los ojos y miró a SARU. 


-¿Ya es la hora?

-Sí, vamos.


SARU le sonreía y ella le sonreía a él.

Cuando llegaron al Raimon, Wandaba les esperaba con la… la furgoneta  fantástica (revisa el WA buscando la palabra) Caravana Inazuma TM. Al subir, Wandaba los miró de arriba abajo y paró a SARU. Le señaló hacia abajo.


-La bragueta.



SARU se miró y la subió sonrojado.


1 comentario:

  1. omg! una escena muy apasionada :3 lo de la bragueta me ha matado jajajaja

    ResponderEliminar