viernes, 13 de junio de 2014

Marry Me Crazy Epílogo

Nota de las autoras: Este fanfic está hecho con intenciones puramente estúpidas cómicas, absurdas y fangirls. Mucho shippeo, absurdeces, y tonterías. Quedáis avisados.

Nota 2: En este fanfic se tratarán varias ships de Inazuma Eleven y GO, además de con OCs: YuuichixOC, Gouenjix(persona concreta), KogurexHaruna, TsunamixTouko, TenmaxAoi, ShindouxAkane, NishikixMidori, SARUxOCxFey, KariyaxOC, ZanarkxOC, y una pareja completamente random, que no es ni OC.

Epílogo: 10 años después.

Han pasado 10 años, y el video de Endou borracho que Kogure grabó en las bodas y subió a Youtube sigue recibiendo visitas cada día.


Todos los miembros de Raimon siguieron jugando al fútbol hasta su graduación, e incluso después. Los lazos que les unían los llevaron a no querer separarse para siempre, y adquirieron la costumbre de reunirse al menos una vez al año para jugar de nuevo juntos, equipo técnico incluído.


Unos pocos siguieron en el fútbol, como Tenma o Tsurugi, pero los demás escogieron un camino diferente. Shindou, por ejemplo, continuó en la música, y se convirtió en un afamado pianista, siempre animado por su novia, y actualmente prometida, Akane. Las preciosas fotografías de la chica, la mayor parte dedicadas a su amado, se ganaron un nombre entre prestigiosas revistas y Akane es, actualmente, fotógrafa profesional. Ambos viajan por el mundo debido a sus trabajos, pero siempre reservan un día para volver a reunirse con Raimon.


La pasión de Tenma por el fútbol lo llevó a convertirse en jugador profesional y uno de los mejores centrocampistas de Japón. Contando siempre con los consejos y jugadas de Aoi, que, queriendo pasar con él el mayor tiempo posible, se hizo entrenadora. Tras la boda de la pareja, Aoi entró como nueva entrenadora del equipo de Tenma y Tsurugi, dúo que es temido a lo largo y ancho del país nipón por sus increíbles hissatsus. Estos tres se encargan siempre de encontrar un campo donde los ex-integrantes de Raimon puedan caber todos para jugar.


Kariya y Kaoru tomaron el relevo de los Kira y, ayudados económicamente por Midorikawa y Hiroto, se hicieron cargo de Ohisama En, y sus dos niños se llevaron perfectamente con los huérfanos. Los cuatro fueron siempre amables con los jóvenes y les dieron todo su amor, compartiendo la felicidad con aquellos que no podían tener una familia normal. Kariya y Kaoru celebraron su boda en el mismo orfanato, y dejan a cargo a Hiroto y Midorikawa cuando llega el día de volver a patear el balón con sus viejos amigos.


Neko y A.J adquirieron la costumbre de frecuentar el instituto y acabaron siendo grandes amigas de todos en el club. Compraron una casa en la ciudad de Inazuma y la llenaron de merchandising, mangas, y toda cosa relacionada con el manganime que encontraron. Su matrimonio, casi tan absurdo como el anime BoBoBo, era feliz y otaku. Fangirleaban juntas cada día, cuando llegaban de sus respectivos trabajos. También acudían a jugar el partido revival cada año.


Tsunami y Touko se casaron un año después. El padre de Touko estuvo a punto de volver a prohibir el fútbol matar a alguien en cuanto se enteró de su relación, ya que quería casarla con otro hombre (porque sí, porque yo quiero), pero finalmente aceptó, sólo quería la felicidad de su hija. Se fueron a vivir a Okinawa, y tuvieron una hija casi de inmediato, a la que enseñaron a surfear y a jugar al fútbol.


La “broma” de Kogure se cumplió. Un año después empezaron a salir, y a los dos años se casaron. Haruna siguió siendo asesora del club del fútbol del Raimon durante mucho tiempo, y Kogure siguió con su trabajo y siendo el capitán del equipo de Aki.


Nishiki comenzó a salir con Midori, y los dos se fueron a Italia, donde se convirtió en un gran jugador de fútbol y Midori se hizo de la mafia italiana. Ahora, como Midori está embarazada, han vuelto a Japón para casarse.


Yuuichi y Emi tuvieron dos hijos gemelos, que les trajeron mucha felicidad y unió más su matrimonio. Yuuichi volvió a jugar al fútbol, y el primer día que volvió a chutar un balón, Tsurugi y Emi lloraron de alegría. En los años siguientes, Yuuichi enseñó a jugar a ese deporte que tanto amaba a sus dos hijos, bajo la mirada atenta y feliz de Emi.


SARU volvió con Nijiiro al poco tiempo de haberse ido al futuro. Su relación se formalizó, a pesar de que a Fey le entró una depresión al enterarse. A los pocos días ya volvió a jugar al fútbol y se le pasó. Nij era muy feliz con SARU y vivían cerca de la playa, para poder acercarse siempre que podían, ya que el médico había dicho que en su estado lo mejor era dar paseos por la playa. La niña iba a nacer en unos meses, y SARU estaba cuidando de su mujer más que nunca. Además, esa playa les traía buenos recuerdos…


Matsuri y Zanark seguían como siempre, discutiendo bastante y queriéndose muchísimo más. Se casaron hace unos años y viven en Japón, mientras crían a su hija de dos años. Matsuri empezó a trabajar en una academia de música, enseñando a personas con cierto nivel, y más de una vez actuó como telonera en algún concierto, al que siempre asistían Zanark y su hija.


Miri y Gouenji vivieron muy felices. Ella se hizo diseñadora, y participó en los desfiles más importantes del mundo, convirtiéndose en una de las firmas más importantes de la moda. Ari se hizo su colaboradora y las dos viajaron. Gouenji debía quedarse en Japón por motivos de trabajo, pero se veían como mínimo dos veces a la semana. Por este motivo habían decidido no tener hijos, (además de porque Miri no los soporta) pero aun así siguieron amándose. Cuando Miri llegó a lo más alto, dejó todo en manos de Ari y decidió quedarse en Japón definitivamente, trabajando en casa y con su marido; tenían dinero de sobra, por lo que vivían en una mansión del sur de la ciudad. Aunque estaban mucho tiempo en Francia de vacaciones, siempre volvían a Japón para reunirse con todos.


Y aquí acaba todo, minna. Pero, quién sabe. A lo mejor esto no es un adiós, sino un hasta luego…  SAKKA YAROU ZE!!

2 comentarios:

  1. Nuevaa!!! Sabezl q toka aoraaa???? HISTORIA DE LOS HIJITOS DE NUESTR@S JUGADOR@S!!!

    Weno, puez me encartaria una historia de los hijosss....
    Teamoooo
    Van ♡

    ResponderEliminar
  2. y vivieron felices y comieron perdices :3 yo soy estilo Miri, no soporto a los niños xD

    ResponderEliminar